¿Cómo es que pudo surgir el pensamiento filosófico?

¿Cómo es que pudo surgir el pensamiento filosófico?

La Filosofía surgió en el siglo VI AEC en las colonias griegas. ¿Por qué en el siglo VI AEC y no antes o después? ¿Por qué en las colonias griegas y no en Egipto, Babilonia o China? [1]

Para explicar este fenómeno analizaremos los factores que hicieron posible la Filosofía. Dicho de otra forma: si las circunstancias que analizaremos a continuación no se hubieran producido, la Filosofía no hubiera tenido el caldo de cultivo necesario para florecer.

Factor religioso

Los antiguos griegos utilizaban los mitos para formarse su idea del mundo o cosmovisión como todos los demás pueblos de entonces. La religión regía la vida social griega.[2]

A decir verdad, los griegos no tenían una casta sacerdotal. No al menos como la que existía en Egipto o en Babilonia. Pero los oráculos, los sacrificios y las procesiones tenían gran importancia en la vida social e individual de los griegos.

Imagínate la Atenas del s. VII AEC. Seguramente te ha venido a la mente la silueta de la Acrópolis. Pues bien, la Acrópolis es un complejo de templos sobre una cima en el centro de la antigua ciudad-estado. Así, era el centro literal y simbólico. Allí no hubieran construido cualquier cosa, sino algo de tremenda importancia para ellos.

Normalmente nos explican en el colegio la religión oficial o la religión de Estado griega habitada por los dioses y diosas que conocemos de la mitología griega. Pero esta religiosidad oficial fue perdiendo peso y se fue generando así la necesidad y la posibilidad de explicar las cosas de una forma alternativa. En ese resquicio surgió la Filosofía.

Factores políticos

Ya sabrás que los griegos de la Antigüedad no formaron un gran país o un imperio. Vivían en ciudades-estado o polis que eran independientes las unas de las otras. Algunas de esas ciudades tenían una organización democrática.[3] Particularmente Atenas, la actual capital de Grecia. Pero también existieron aristocracias, monarquías y oligarquías. Incluso dictaduras como la espartana.

El fundamento de la democracia es el siguiente: los gobernantes y los gobernados son las mismas personas. Dicho de otro modo: no hay hay un único gobernante ni un estamento gobernante y otro sometido. [4] Los ciudadanos toman parte en su autogobierno proponiendo, discutiendo y votando leyes.

Argumentar es necesario para la práctica de la democracia. A fin de cuentas cuando los que gobiernan son reyes, generales, nobles o sacerdotes no hay discusión: lo ordenado por ellos es ley. Pero en democracia quien quiera convertir en realidad sus ideas, proyectos o leyes debe convencer a los demás. Claro está que no siempre gana el mejor argumento pero realizar un diagnóstico adecuado de los problemas y proponer vías adecuadas de solución incrementa las posibilidades de éxito. Y para eso es mejor utilizar la razón que rezar a los dioses.[5]

Debemos tener en cuenta que la Filosofía surgió en las colonias. Como veremos más abajo, había mayor libertad en las colonias que en la metrópolis, incluida una mayor libertad política.

Factores económicos

En torno al siglo VIII AEC las polis griegas estaban superpobladas y se incrementaron los problemas sociales. Debido a esto y a los intereses comerciales los griegos instituyeron colonias. Estas colonias fueron creadas por ciudadanos organizados de una polis concreta a la que permanecían vinculados, con la que se comunicaban por mal y a la que llamaban metrópoli.

A pesar de que estas colonias funcionaban como las demás polis griegas la lejanía facilitó cierta libertad. Como quiera que la actividad económica de estas colonias estaba condicionada por el comercio, los comerciantes tenían en ellas gran importancia a costa de la reducción del poder de la aristocracia.

La Filosofía surgió en Jonia, en la costa occidental de la actual Turquía.

Ten en cuenta que la navegación y el comercio necesita y estimula la astronomía, la matemática y la escritura. Con ellas se estimula el pensamiento abstracto, como veremos más abajo.

Factores culturales

De momento hemos estudiado la apertura religiosa, política y económica. Las colonias y sus relaciones comerciales dieron un impulso adicional a esta apertura al poner a los colonos griegos en relación con otras culturas.

Ya habrás oído que viajar ensancha nuestra perspectiva. Ver otras creencias, ideas y costumbres puede suponer que consideremos las nuestras de manera distinta, nueva. En ocasiones cambiaremos nuestras convicciones y prácticas. En otras ocasiones nos afirmaremos aún más en ellas. Pero enfrentarse a otras culturas siempre enciende la chispa de la duda y el cuestionamiento de la cultura propia.

El desarrollo del pensamiento abstracto

La Filosofía es el resultado del pensamiento abstracto. Pero ¿qué es el pensamiento abstracto?

Manzanas

Quizás sea más fácil explicar qué es el pensamiento concreto que el abstracto. Supongamos que mientras lees esto vas a la cocina, coges tres manzanas y las pones sobre tu mesa de estudio. Puedes contar esas manzanas, describir su color, hablar sobre ellas e incluso compararlas entre sí. Cuando termines de analizarlas puedes incluso comértelas. Esas son manzanas concretas, tres entre los billones que han habido, hay y habrán. Sólo esas tres.

Si te digo que mañana has de comprar manzanas o que en Francia cultivan manzanas deliciosas, en cambio, no estoy hablando de manzanas concretas que tengas a mano o a la vista.

Pero aunque no veas las manzanas a las que me refiero has comprendido lo que digo por que conoces el concepto de manzana. Si tras mencionar las manzanas francesas te enseño una foto de una pera ya sabemos que esta y aquellas son cosas distintas. Al hablar de este modo sobre las manzanas estoy realizando una abstracción. No hablo de manzanas concretas y presentes, sino sobre manzanas que pueden existir o no, que seguramente nunca saborearé. Y no importa que nunca las haya visto o las vaya a ver. Lo que digo sbre ellas es comprensible y útil.

Más aún. Si estoy hablando sobre manzanas y peras estoy refiriéndome a frutas, ¿verdad? A fin de cuentas tanto plátanos como peras y manzanas tienen características en común. Por eso les corresponde y se les adecua el concepto de fruta. En ese concepto no entran los martillos y los frigoríficos. Así podemos decir que el concepto de fruta es más amplio o abstracto que los de pera y manzana pero no lo es tanto como para incluir los martillos. Podríamos irnos alejando aún más a medida que escalamos por los niveles de abstracción diciendo que las frutas son plantas y las plantas seres vivos.

Recuerda que hemos llegado a este nivel de abstracción a partir de una manzana concreta. Imagina lo abstracto que pueden llegar a ser conceptos como la belleza, el bien, el amor, o la humanidad. Tomando el ejemplo de la humanidad podemos ver claramente que no sabemos ni podremos saber nunca qué personas concretas lo componen, pues no conoceremos nunca a todos los que ya han sido o los que serán en el futuro. Y aún y así podemos decir con facilidad y acierto que es característica común de la humanidad tener dos ojos. Podemos realizar dicha operación mental gracias a nuestra capacidad de abstracción y a que no nos es necesario conocer a todos los seres humanos. Aunque naciera un ser humano con un sólo ojo aún podría ser adecuada nuestra descripción de los seres humanos.

Aritmética

Otro ejemplo. Imaginemos de nuevo las tres manzanas sobre la mesa. Al contarlas podemos estirar un dedo por cada una y decir “uno, dos y tres”, ¿verdad? O podríamos escribirlo así: 1+1+1=3. En este caso 1 = una manzana. Pero ese mismo 1 nos sirve sólo para contar y sumar manzanas? En este caso lo hemos utilizado para eso, pero el mismo número nos sirve para contar cassa, personas o árboles. Así que 1+1+1=3 puede servir para indicar que “un árbol, más otro árbol, más otro árbol son tres árboles”.

Las expresiones como (1+1+1=3) nos sirven para contar cualquier cosa porque son expresiones abstractas. Es decir, que no se refieren a ninguna cosa concreta. ¡Ahora imagina lo abstracto que puede ser x+y+z=3!

La abstracción aplicada a la Filosofía

El pensamiento abstracto es fundamental para los humanos. Si sólo fuéramos capaces de hablar de lo que podemos señalar con el dedo, ¿cómo hablaríamos sobre los parientes y amigos que están lejos, sobre la libertad, sobre los sentimientos o, llevados al extremo, sobre Filosofía?

Las matemáticas son el discurso más abstracto, ya que la mayor parte de los teoremas y las pruebas no tienen relación o conexión con el mundo. Las matemáticas se podrían hacer con la mente aunque no hubiera mundo o aunque viviéramos encerrados en el fondo de un oscuro pozo. Un matemático puede describir mundos enteros y otras dimensiones con la única ayuda de un papel y un lápiz. Lo que quiera.

El pensamiento abstracto es fundamental para la Filosofía, pues no habla de una anécdota que me haya pasado hoy en el autobús o en la caja del super, sino de cosas como estas:

  • ¿En qué consiste actuar bien o correctamente?
  • ¿Qué hace que un cuadro o una pieza musical sean bellos?
  • ¿Cómo debemos gobernar el Estado para que sea lo más justo posible?
  • ¿Cómo podemos estar seguros de que la ciencia realiza afirmaciones verdaderas y ciertas?
  • ¿En qué consiste la dignidad humana?
  • ¿Debemos dotar a los animales de Derechos Humanos?

Como puedes ver todos estos son temas muy abstractos.

Factores que impulsaron el pensamiento abstracto en la Antigua Grecia

Volvamos a lo que estábamos discutiendo antes de este largo paréntesis: ¿qué pasó en la Antigua Grecia que hizo que se potenciara el pensamiento abstracto que a su vez hizo que fuera posible la Filosofía? Aquí tienes una pequeña lista:

  • La escritura alfabética. Los chinos y los egipcios escribían por medio de pictogramas. Esto es, las palabras son dibujos representativos de lo que significan. Los fenicios, sin embargo, inventaron las letras tal y como las conocemos hoy. O al menos las popularizaron. Gracias a ellas es posible escribir de forma muy sencilla, pues las palabras son el reflejo de lo que se vocaliza, no del aspecto del objeto al que se refieren. Gracias a esta forma de escritura se puede codificar cualquier idea en un texto que será después fácilmente transmisible.
  • Dinero. El concepto de dinero supone una tremenda abstracción. Por medio del trueque podemos intercambiar objetos que tenemos por otros que necesitamos. Pero si yo crío gallinas y necesito zapatos pero el zapatero no necesita gallinas, ¿cómo voy a obtener los zapatos? Necesito saber qué necesita el zapatero y realizar trueques hasta obtenerlo para poderlo intercambiar finalmente por los zapatos. Por medio del dinero, sin embargo, tenemos un sistema de referencia de valor compartido por todos. Así, el zapatero pondrá precio a los zapatos, yo venderé mis gallinas en el mercado a cambio de dinero y con ese dinero podré comprar directamente los zapatos. O guardarlo y ahorrarlo. O enviárselo a un amigo que lo necesite. O… ¿coges la idea, verdad?
  • Calendarios. Muy útiles para los negocios.
  • Astronomía. Útil para navegar y permitir la extensión colonial. Y para hacer calendarios.
  • Matemáticas. Fundamentales para la gestión de los bienes y el dinero del comercio. Y para la astronomía. Y para hacer calendarios.
  • La idea de Cosmos. Los primeros filósofos, los filósofos de la physis, trataron este tema. El cosmos se identifica con todo lo que es. No se puede hallar un mayor nivel de abstracción. Ese todo que existe y que conforma el cosmos está ordenado con un orden propio. Por lo tanto no necesitamos dioses externos para explicar su funcionamiento.

Llegados a esta conclusión, ahora es cuando el ambiente está maduro para el surgimiento de la Filosofía Occidental.


  1. Podemos argumentar que en la Antigua China o en la Antigua India existió Filosofía. Este curso, sin embargo, se ocupa de la Filosofía Occidental y atiende a las características propias de esta.  ↩

  2. Nuestra especie debe dar sentido a todo y no tolera bien el sinsentido o lo desconocido. Por eso ante cualquier fenómeno queremos saber cómo y por qué se ha producido, ya sean truenos, mentir a un amigo o el suicidio. Así logramos comprender los sucesos. Creemos además que todos los fenómenos son parte de un mundo más amplio. Todo sucede en el Universo, que tiene una esencia y un funcionamiento concretos. Está gobernado por unas normas, no por el caos. Los hechos concretos suceden siempre en relación a todos los demás hechos de forma comprensible. Pero ¿cómo es el Universo y por qué es como es? Desde que el Homo sapiens tiene conciencia y lenguaje lo más posible es que haya utilizado mitos para tratar cuestiones de esta relevancia.  ↩

  3. A decir verdad la democracia surgió después que la Filosofía. Aún y así es más sensato afirmar que ambas surgieron debido a los mismos cambios y no que aquella es consecuencia de esta.  ↩

  4. Aún en el seno de las polis democráticas la democracia no era universal. Los ciudadanos atenienses eran varones terratenientes libres y nacidos en la ciudad. Las mujeres, los extranjeros y los esclavos carecían de derechos políticos y no pudieron tomar parte en los procedimientos democráticos. Por lo tanto la democracia griega era un sistema estamental, patriarcal y esclavista muy alejado no ya del sistema democrático ideal, sino de nuestro propio sistema democrático actual.  ↩

  5. Como veremos más adelante los sofistas fueron filósofos de la época de Sócrates. Fueron profesores profesionales y se ganaban la vida enseñando a los ciudadanos pudientes de las polis a realizar discursos en los juicios y en el ágora. Por otro lado que la democracia fomente la argumentación racional no supone que se obtenga directamente justicia y bien. La razó puede usarse de forma perversa para tratar de engañar a los demás.  ↩