1. Razón y fe no se pueden separar. Son complementarias en el pensamiento cristiano de Agustín.
  2. Al contrario de lo que afirman los escépticos, es posible el conocimiento cierto.
  3. Hemos de buscar la verdad en nuestro interior. No es que sea una parte de nosotros; muy al contrario es una realidad que nos trasciende. Pero somos sujetos que buscan.
  4. Podemos distinguir distintos niveles de conocimiento. Principalmente el que corresponde al mundo creado y el que corresponde al Dios-Verdad y las ideas eternas. Al final del proceso de conocimiento se encuentra la iluminación.
  5. Dios ha introducido en nosotros los modelos de verdad. De ahí la posibilidad de la iluminación.

1. El filósofo latino Agustín de Hipona fue un varón de vida disoluta hasta su conversión al cristianismo. Siempre anduvo buscando la verdad. Antes de recalar en el cristianismo perteneció a diversas escuelas filosóficas y credos.
2. Agustín realizó la síntesis entre el (neo)platonismo y el cristianismo, dotando a este de los ropajes intelectuales y racionales de aquél. El diálogo entre fe y razón es muy importante.
3. Agustín tuvo una obra prolija. Muchos de sus escritos condenaban las herejías y otros muchos eran apologías del cristianismo.

El hombre es un animal político porque no solo es gregario, sino que además vive en una sociedad políticamente organizada. "Quien no puede entrar a forma parte de una comunidad, quien no tenga necesidad de nada y se baste a sí mimo, no es parte de la ciudad, es una fiera o un dios", nos dice Aristóteles. Como animal que habla, el hombre encuentra en la polis su lugar natural, su centro de comunicación.

Aristóteles está de acuerdo con Platón en que los objetos de la misma clase comparten algo a lo que llama universal. Esa es la razón por la que utilizamos el mismo nombre para referirnos a instancias o unidades distintas de la misma categoría.

La diferencia estriba en que Aristóteles no cree que que los universales tengan una existencia separada de las cosas. Es decir, que no cree que sean subsistentes o que existan por sí mismos como sucede con las Formas platónicas.

— Ahora represéntate el estado de la naturaleza humana con relación a la ciencia y a la ignorancia según el cuadro que te voy a trazar. Imagina un antro subterráneo, que tenga en toda su longitud una abertura que dé libre paso a la luz, y en esta caverna hombres encadenados desde la infancia, de suerte que no puedan mudar de lugar ni volver la cabeza a causa de las cadenas que les sujetan las piernas y el cuello, pudiendo solamente ver los objetos que tienen en frente. Detrás de ellos, a cierta distancia y a cierta altura, supóngase un fuego cuyo resplandor les alumbra y un camino escarpado entre este fuego y los cautivos. Supón a lo largo de este camino un muro, semejante a los tabiques que los charlatanes ponen entre ellos y los espectadores, para ocultarles la combinación y los resortes secretos de las maravillas que hacen.

  1. El hombre no puede arreglárselas por su cuenta; necesita el Estado para sobrevivir y para vivir bien.
  2. La sociedad ideal está compuesta por tres estamentos con arreglo a las partes del alma sus virtudes correspondientes.
  3. La Justicia se obtiene cuando cada cual desarrolla la virtud para la que está preparado y que le corresponde, dirigidos por los gobernantes.
  4. Cada estamento social tendrá que educarse con el fin de poder realizar correctamente sus funciones e impulsar su virtud.
  5. Hay formas correctas y corruptas de gobierno. La mejor forma de gobierno es la oligarquía comandada por el rey-filósofo

En la filosofía platónica la Forma del Bien (agathon) es la fuente última de todo ser y de todo conocimiento.

—Lo mismo puedes decir que los seres inteligibles no solo reciben del bien su inteligibilidad, sino también su ser y su esencia, aunque el bien mismo no sea esencia; sino una cosa muy por encima de la esencia en razón de dignidad y de poder.
Politeia, 509b

¿Qué vas a aprender en esta sección?

1. Que según Platón nuestra alma ya ha visto las Formas antes de nuestro nacimiento. Por lo tanto aprender no es aprender, sino recordar.
2. Que los niveles de conocimiento están unidos a los niveles de realidad de forma que a cada nivel de realidad le corresponde un nivel de conocimiento.
3. El Amor es la fuerza que tira del alma hacia la Forma del Bien

¿Qué vas a aprender en esta sección?

1.    Qué es la metafísica o segunda navegación y cómo surgió.
2.    Que la realidad tiene dos niveles.
3.    Qué son las ideas-formas y cuáles son sus características.
4.    Qué es el mundo de las ideas-formas y que está organizado jerárquicamente.
5.    Cómo surgió el mundo que percibimos por medio de los sentidos

Platón nació en Atenas en 427 AEC. Su verdadero nombre parece ser Aristocles, pero todos lo llamaban Platón debido a sus anchas espaldas. Su madre se llamaba Perictione y era de la familia del legislador Solón. Su padre, Ariston, debió ser descendiente del reyCodro. En su obra Politeia menciona a dos de sus hermanos, Glaucón y Adimanto. Sus tíos Cármides y Critias fueron unos famosos oligarcas. De aquí extraemos que la familia de Platón era importante y con una marcada orientación política.

Sócrates nació, vivió y murió en Atenas entre el año 470 o 469 AEC y el 399 AEC. No creó ninguna escuela. Enseñó en lugares públicos de Antenas con gran éxito entre jóvenes y adultos.

No dejó obra escrita, pues quería difundir su mensaje por medio de la palabra hablada, la conversación y la dialéctica. Algunos de sus seguidores escribieron sus enseñanzas pero hay grandes contradicciones entre aquellos escritos, por lo que no son fiables. El que más escribió sobre Sócrates fue su alumno Platón, que introdujo a aquél como personaje en sus diálogos. En muchas ocasiones el personaje de Sócrates ponía voz al pensamiento de Platón mismo, por lo que es muy difícil diferenciar entre el pensamiento original del maestro y las aportaciones del alumno.

El nombre de sofista se utiliza para designar a un nuevo tipo de intelectual que surgió en la Atenas del sigo V aec. Se trataba de profesores profesionales itinerantes que, como tales, cobraban por sus servicios. Enseñaban un amplio abanico de materias entre las que destacaban la oratoria y la conducta exitosa en la vida. Hasta entonces los atenienses pudientes se habían formado aprendiendo lectura, escritura, aritmética y música y ejercitándose físicamente.

Los seguidores de Pitágoras establecieron que la realidad está basada en los números. El logos que todo lo ordena no es como el de los filósofos de la physis. Se dieron cuenta de que todas las cosas de la naturaleza guardan relaciones numéricas entre sí: el año, las estaciones, los meses, los días, etc. También los ciclos biológicos, la música y otros tantos fenómenos. Pero el número para los pitagóricos no era una mera cifra, esa idea abstracta que nosotros utilizamos para calcular, sino una cosa real.

Heráclito vivió en Éfeso, Jonia, entorno a los años 535 AEC y y 475 AEC. Debía tener una personalidad huraña y arisca, hasta el punto de que no quiso tomar parte en la vida pública. Escribió un libro llamado Sobre la naturaleza, del que nos han llegado partes formadas por aforismos. Heráclito escribió estos aforismos de forma deliberadamente difícil y oscura con la intención de que solo los entendieran los que estaban preparados para ellos. A su entender así lograría evitar las burlas de quienes no han entendido las cosas que son aparentemente fáciles. De ahí que nuestro filósofo recibiera el sobrenombre de "el oscuro".

Tales vivió en Mileto, Jonia, aproximadamente entre los años 624 AEC y 546 AEC. Fue un político destacado y prudente, además de un científico que nos ha legado el teorema de Tales . Al parecer no escribió libro alguno y su pensamiento nos ha llegado indirectamente a través de la tradición oral