All tagged Filosofía Medieval

Dios es el primero en el orden ontológico, por lo que es causa y fundamento de todas las cosas. Pero como Tomás llega a él reflexionando sobre sus efectos en el mundo, Dios es el último en el orden psicológico.
Las cinco vías que utiliza Tomás para probar la existencia de Dios se basan en la cosmología aristotélica, preponderante en su época, y son todas de índole metafísica. Puede venirte bien un repaso de la metafísica aristotélica antes de enfrentarte a las vías.
A continuación tienes una explicación de cada una de las vías o caminos de demostración de la existencia de Dios propuestas por Tomás acompañadas por un texto en el que el filósofo las desarrolla.

El cristianismo introduce una concepción lineal de la Historia desconocida para el pensamiento griego de la Antigüedad. Esto hace que Agustín no pueda servirse de algunas de las herramientas de la Filosofía griega y que tenga que buscar soluciones compatibles con su fe.

Entre otras cosas esta concpción lineal del tiempo permite un nuevo concepto de Historia con un principio, un fin, y una serie de sucesos úncos por el medio. A esto hemos de agregar una escatología cristiana que nos revela el futuro de nuestras almas tras el Juicio Final que marcará el final de los tiempo y el inicio del premio o el castigo eterno.

Dado que dios en tanto ser absoluto y creador de todas las cosas es central tanto para la religión cristiana como para la Filosofía de Agustín, este tiene la necesidad de justificar la existencia de aquel no sólo por medio de la fe, sino por medio de argumentos racionales.

Sin embargo el fin último de la necesidad de la demostración de la existencia de dios no es el de explicar la existencia del cosmos como haría Aristóteles sino el de disfrutar de dios —frui Deo— para colmar el vacío existencial de su alma.

La existencia de dios tiene toda una serie de consecuencias filosóficas de gran importancia que analizaremos en ese capítulo.

  1. Razón y fe no se pueden separar. Son complementarias en el pensamiento cristiano de Agustín.
  2. Al contrario de lo que afirman los escépticos, es posible el conocimiento cierto.
  3. Hemos de buscar la verdad en nuestro interior. No es que sea una parte de nosotros; muy al contrario es una realidad que nos trasciende. Pero somos sujetos que buscan.
  4. Podemos distinguir distintos niveles de conocimiento. Principalmente el que corresponde al mundo creado y el que corresponde al Dios-Verdad y las ideas eternas. Al final del proceso de conocimiento se encuentra la iluminación.
  5. Dios ha introducido en nosotros los modelos de verdad. De ahí la posibilidad de la iluminación.

1. El filósofo latino Agustín de Hipona fue un varón de vida disoluta hasta su conversión al cristianismo. Siempre anduvo buscando la verdad. Antes de recalar en el cristianismo perteneció a diversas escuelas filosóficas y credos.
2. Agustín realizó la síntesis entre el (neo)platonismo y el cristianismo, dotando a este de los ropajes intelectuales y racionales de aquél. El diálogo entre fe y razón es muy importante.
3. Agustín tuvo una obra prolija. Muchos de sus escritos condenaban las herejías y otros muchos eran apologías del cristianismo.